viernes, 24 de agosto de 2012

Ahora sí: Representantes en la mira


Nacen. Crecen. Se reproducen. Tienen nombre y apellido, y buscan su propio beneficio sin importar que hay delante. Dinero, dinero y más dinero. Poder, poder y más poder. Nada ni nadie los detiene cuando de billetes se habla. Es que ellos llenan sus bolsillos y, mientras tanto, arrasan con todo y con todos, fundiendo clubes a costa de llenar sus cuentas bancarias. 

Hay miles. Cada vez más. Es que hoy en día, dejando de lado a los mal denominados Barrabravas (existen otros calificativos más gráficos para estas lacras), los representantes son quienes comienzan, a pasos agigantados, a adueñarse de la esencia principal del fútbol. Con contactos y manejos que rozan la ilegalidad, llevan y traen, ponen y sacan a "sus" jugadores como y donde quieren. Casos hay miles, que no son del todo claros, pero que con la intervención de la Administración Federal de Ingresos Públicos, seguramente (eso esperamos todos) comenzaran a salir a la luz. 

Hace algunos días, la AFIP puso manos a la obra; sospechando de algunos traspasos que pueden tener irregularidades, pidió investigar las transferencias de varias decenas de jugadores a los clubes argentinos. Los casos más relevantes son, entre otros, los de Jonathan Bottinelli, ex San Lorenzo de Almagro, e Ignacio Piatti, ex Lecce de Italia, quienes llegaron a River Plate y, justamente San Lorenzo, respectivamente. Claro que ambos son manejados por distintos empresarios: al primero lo representa Leo Rodríguez, un ex futbolista, mientras que con Piatti lo hace Nazareno Marcollese, quién llevó a su jugador a San Lorenzo luego de negociar con Independiente, River y Racing a la vez. ¿Cuál fue el factor determinante para que juegue en el club de Boedo?. Simple y claro. Marcelo Tinelli ofertó mucho más dinero que el resto y se quedó con él, a pesar de que el jugador prefería seguir su carrera en Nuñez.

Claro que lo más significante de esto no tiene su principal punto en Argentino, sino que cruza la frontera hasta llegar a Uruguay y a Chile. Ambos jugadores llegaron a sus respectivos clubes procedentes de instituciones donde jamás jugaron: Bottinelli, quien integraba la plantilla de San Lorenzo hasta el semestre pasado, llegó a River procedente de Unión San Felipe de Chile. Por su parte, Piatti, lo hizo como jugador del club Sud América de Montevideo, de la Segunda División del fútbol uruguayo. ¿Por qué hacen esto? Simple: de esta manera, los representantes se llevan más dinero ya que invaden los impuestos que deben ser abonados a la AFIP, mientras que los clubes extranjeros se quedan con un porcentaje de dinero por ser dueños de los pases de los futbolistas. 

 Esta tarde el titular del ente regulador, Ricardo Echegaray, dará una conferencia de prensa acerca de este tema, en la cual también se verá si se suspende o no la cuarta fecha del Torneo Inicial. Mientras tanto, estos dos futbolistas no podrán jugar en sus respectivos clubes hasta que se aclare todo el panorama de sus traspasos. 

Con la intervención de la AFIP, se buscará una mayor transparencia en los fichajes de jugadores. Se espera, desde todos los sectores, que se acabe con los negocios que hacen estos empresarios. Ahora sí: los Representantes, en la mira.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada